Observación solar en Korres. 21 Agosto 18h


Colabora:
SiteGround web hosting HEGOBITALDEA
Astrobricolaje: Plataformas Móviles para el Telescopio
Jueves, 11 de Diciembre de 2014 00:02

Últimamente debido a la falta de tiempo libre, las pocas observaciones que hago con el telescopio las hago desde casa. Desde luego no es el mejor sitio para ello y menos teniendo en cuenta que no dispongo de terraza, por lo que mi única opción son dos ventanas de mi piso. Esto me obliga a trasladar continuamente el equipo de una habitación a otra dependiendo de si quiero mirar hacia el sur o hacia el oeste, y siempre es la misma rutina, desmonta el telescopio, luego la montura, contrapesos fuera, suelta cables, etc, para luego volver a montarlo todo otra vez, un auténtico peñazo! Y la otra opción es peor: cargar con todo montado con el riesgo de darle un golpe al equipo o dejarme la espalda en el intento.

Pues bien, llevaba un tiempo mirando unas plataformas móviles que venden para desplazar el telescopio sin desmontarlo. He llegado a ver varios modelos como estos:

Para monturas con trípode…

 

 

También los hay para dobson…

 

 

Si os interesa hacer alguna búsqueda, debéis saber que no es un accesorio muy famoso en los foros en castellano pero por lo visto se trata de algo muy común en USA y lo denominan “telescope dolly”.

Todos los modelos que he visto me han echado para atrás dado que resultan bastante caros para lo que son y para el uso que les voy a dar. Por supuesto también he visto soluciones de “hágaselo usted mismo”, pero dado el poco tiempo libre que tengo, me daba bastante pereza ponerme a hacer alguna cosa de estas, pero he de reconocer que parece algo muy sencillo: unos listones de madera, unos perfiles metálicos, tres ruedas y poco más.

Pero navegando por internet me he encontrado con una solución muy sencilla y barata que me permite conseguir prácticamente el mismo resultado. Se trata de unas pequeñas plataformas triangulares con ruedas que se utilizan para desplazar cargas y que curiosamente son directamente aplicables a las patas de un trípode de telescopio. Se trata de este accesorio:

 

 

Cuesta unos 8 € cada uno en una conocida página de compras online, por lo que la compra total sale por 24 € (1 plataforma para cada pata del trípode) más 3 € de envío: 27 € precio final. Según las especificaciones del artículo, soporta hasta 60 kg cada plataforma. Pues bien, la semana pasada recibí las tres plataformas y las probé en el telescopio. La punta de las patas de los trípodes que tengo (un trípode de acero de 1,75” de diámetro y otro de aluminio de tipo topográfico de la marca Stellarvue) se insertan perfectamente en el agujero central de cada plataforma lo cual hace que todo se pueda mover de forma solidaria sin peligro de que alguna pata deslice.

 

 

Hice dos pruebas cargando el refractor de 6” tanto en la montura altazimutal Giro II como en la Vixen GP, lo cual equivale respectivamente a 24 y 32 kg y el equipo completo se deslizaba rodando correctamente por el suelo de mi casa. Después hice otra prueba utilizando el ED80 en ambas monturas, lo cual equivaldría a 13 y 21 kg respectivamente, comprobando que la rodada era incluso mejor. Otro tema es el pasar por las puertas, que depende exclusivamente del tipo de trípode utilizado. Por suerte el Stellarvue no se abre demasiado y me permite pasar cómodamente por puertas de unos 80 cm de hoja.

En cualquier caso, aunque no pudiera desplazarlo a otra habitación, ya me parece un progreso porque me permite tener el telescopio montado permanentemente y acercarlo o alejarlo de la ventana según la abra o la cierre sin tener que hacer levantamiento de peso o desmontar el chiringuito.

En definitiva, estas pequeñas plataformas me han parecido una solución muy efectiva y de bajo coste para mover un equipo montado dentro de casa. No sé qué tal se comportarían con equipos más pesados pero me da la sensación que el límite puede estar en torno a 40 kg, si bien siempre se pueden lubricar los rodamientos de las ruedas o tunear las plataformas con ruedas más grandes. Como inconveniente le veo que no disponen de freno, cosa que tampoco echo en falta puesto que hay que aplicar cierto empujón para que el tinglado se mueva, sin embargo creo que en un futuro le pondré unos tacos o cuñas de madera o goma para inmovilizarlo aún más.

Espero que os haya resultado de interés.

Un saludo.

David Sedano